Cultura para la protección de datos, principal arma contra ciberataques

La tendencia muestra que los ciberataques serán cada vez más inteligentes, persistentes, sofisticados e implacables, por lo que será fundamental fortalecer una cultura de protección de datos, tanto por parte de los usuarios como de las empresas, sin importar su tamaño.

En México, se calcula que 7 de cada 10 empresas utilizan algún servicio de Nube como parte de las medidas para innovar y transformar sus procesos de manera inteligente, convirtiendo a la tecnología en su principal aliado para generar valor agregado. Por desgracia, esta transformación digital no siempre va acompañada de una cultura de la prevención y cuidado de la información.

El desconocimiento en las implicaciones por tener fallas de ciberseguridad, el exceso de confianza, la falta de talento calificado en materia de TI y ciberseguridad, las omisiones en configuración de plataformas de información, la velocidad en la que surgen nuevas vulnerabilidades de software, etcétera, son solo algunos de los factores más comunes que disminuyen el nivel de protección de datos.

La debilidad en las prácticas de protección de datos, así como la falta de mecanismos de ciberseguridad para los sistemas informáticos de la empresa y usuarios mal intencionados, son los grandes impulsores de los ciberataques, los cuales en un 49% se orientan hacia el robo de datos empresariales, pero no de manera exclusiva, ya que el objetivo de este tipo de delitos es sustraer información ilegalmente, para diversos usos que pueden abarcar desde la suplantación de identidad hasta la intervención en un sistema gubernamental.

No es de sorprenderse que la ciberseguridad y privacidad de los datos sea uno de los temas de mayor interés a nivel global, en especial si consideramos que la tendencia muestra que para 2020, aunado al acelerado crecimiento en la adopción de infraestructura de TI y de software de Nube, es cada vez mayor la cantidad de información confidencial que se digitaliza y procesa en estos sistemas.

Por lo anterior y pese a la existencia de múltiples ofertas tecnológicas y de servicios de ciberseguridad, así como de regulaciones para la protección de datos, aún es imprescindible un cambio de enfoque en la cultura de prevención y protección de datos que permita sacar el mejor provecho del ecosistema.

Algunos de estos cambios se reflejan, por ejemplo, en prácticas que deberían formar parte de nuestro día a día, como lo es el uso de redes seguras, reforzar la seguridad en el acceso a nuestras aplicaciones más valiosas con contraseñas robustas y dobles factores de autenticación, mantener nuestro software legítimo y actualizado, validar el acceso de software de terceros a nuestros datos o de la empresa, y respaldar constantemente nuestra información.

Conozca más sobre cómo puede respaldar su información con las soluciones que SITTEC tiene para su empresa.

fuente

6 pasos que debe seguir para salvaguardar sus datos

Asegurar su información de manera integral y privada son características vitales que debe brindarle una buena estrategia de protección. Conozca a continuación los seis puntos que debe seguir para mantener seguros sus datos.

“No hay un procedimiento que indique cuáles son las instrucciones que se deben seguir para implementar un estándar de seguridad informática”, señaló Camilo Gutierrez, jefe del laboratorio de investigación de una empresa de seguridad; sin embargo, para el experto existen seis puntos claves que se deben tratar de cumplir en este ámbito.

El primero es el respaldo que la alta dirección de la empresa tiene que ortorgar en relación con la iniciativa de comenzar a operar con un SGSI. Arrancar con un plan de protección de datos no puede ser un proyecto aislado dentro de la compañía y este debe convertirse en prioridad para todos los empleados.

La estructura para la toma de decisiones, es el segundo paso que Gutierrez argumentó como relevante, y que consiste en la conformación de un foro o comité de seguridad que permita llevar a la práctica todas aquellas responsabilidades y acciones que se deben ejercer en este tema.

El tercero es el Análisis de brecha (GAP), un estudio preliminar que permite conocer la forma en la que se desempeña una organización en materia de seguridad de la información. Tiene como objetivo encontrar las mejores prácticas reconocidas en la industria.

El cuarto escalón hace énfasis al  análisis de impacto al negocio, un elemento utilizado para estimar las consecuencias que podría padecer una institución. Tiene como objetivos proveer una base para identificar los procesos críticos para la operación de una empresa y la priorización de ese conjunto de métodos, siguiendo el principio de cuanto mayor sea el impacto, mayor será la prioridad.

Recursos como el tiempo, el dinero y el personal son el quinto aspecto a seguir después de realizar los análisis descritos anteriormente. Esto debido a que los informes pueden dar como resultado la necesidad de implementar un  ISO/IEC 27001, lo cual va a requerir de una inversión económica y la contratación de empleados específicamente para esa área.

“Es recomendable que el tiempo dedicado al sistema de gestión no exceda un periodo mayor a un año antes de que se cumpla su primer ciclo, debido a los continuos cambios en los riesgos”, dijo Gutierrez. También se debe hacer un cambio en las prioridades de la dirección con respecto a la protección de activos, aparición de nuevas amenazas, entre otras.

El sexto paso que concluye una estrategia eficaz es la revisión de los estándares de seguridad. ISO/IEC 27000 contiene un resumen general de protocolos, así como una introducción al SGSI. Recuerde que cada implementación es distinta debido a las condiciones, las necesidades y los recursos de cada organización.

En SITTEC podemos asesorarle sobre  las soluciones de seguridad que pueden ayudar a su empresa a salvaguardar su información. Contáctenos para obtener más información.

fuente

Empresas latinoamericanas se relacionan cada vez más con la nuevas tecnologías.

Los datos del primer trimestre fiscal de 2018 exhiben un incremento a doble dígito en la venta de software y servicios en la nube en las empresas de la región. Además, muestran una tendencia exponencial en soluciones de alta innovación, como las relacionadas con internet de las cosas y la digitalización de la cadena de valor. Conozca todos los detalles en la siguiente nota.

International Data Corporation predijo que para el 2020 el 50% de las iniciativas de transformación digital incluirán inteligencia artificial y para el 2021 el 20% de las 5000 mil empresas más importantes de la región usarán blockchain. Consumos del año en tecnología confirman esa predicción, solo en el primer trimestre del 2018.

Las soluciones de analítica que ayudan a las empresas a manejar los datos y a tomar decisiones inteligentes en tiempo real, en experimentaron de igual manera un alza de doble dígito.

“La transformación digital continúa creciendo a paso acelerado; las empresas de la región no solo están adoptando la nube y las plataformas empresariales, sino que cada vez son más las que se están subiendo a las nuevas tecnologías como el internet de las cosas y machine learningafirmó el presidente una reconocida empresa Latinoamérica.

Las industrias de productos de consumo y servicios financieros mostraron los crecimientos más sólidos del trimestre. Compañías como Icatu Seguros adoptaron una operación completamente en la nube.  Esto ayudará a simplificar sus procesos, aumentar la eficiencia operativa, escalar su estrategia comercial y convertirá su administración en estratégica.

El sector de seguros fue el segundo que más adoptó a las nuevas tecnologías en sus procesos. Insurance Group, cooperativa argentina que incluye cuatro empresas nacionales de seguros aspira a alcanzar su visión de convertirse en una de las cinco empresas más importantes de seguros de Argentina. Para lograrlo integraron soluciones de loT y analítica para agilizar todos sus procedimientos.

fuente

Mercado de TI en México: expectativas hacia 2017-2019

Durante el primer semestre de 2017, el mercado mexicano de servicios de TI cerró con un valor de 42,785 millones de pesos. Esto representó un crecimiento del 8.7% con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que implicó una desaceleración comparada con el segundo semestre de 2016, donde se observó un incremento de 9.7% a tasa anual.

La moderación del crecimiento del mercado derivó, en buena medida, de una normalización de los ingresos en los segmentos de IT outsourcing y soporte. En el primer caso, en sector gobierno ya no se han observado nuevas licitaciones en materia de TI, ni en valor ni en cantidad, como lo que sucedió entre 2015 y 2016, por lo que este segmento se mantiene con las entradas recurrentes generadas por estos contratos.

En cuanto al mercado de soporte, el cual registró un incremento de 2.8% en la primera mitad de 2017 con respecto al mismo periodo del año previo, se observaron dos fenómenos:

  1. Una normalización de las extensiones de este tipo de contratos ante un entorno relativamente más estable (comparado con los dos años anteriores), las cuales se habían incrementado después de que las empresas percibieron un aumento en los precios de equipo y software.
  2. Menor demanda de este tipo de servicios debido a un estancamiento en la compra de infraestructura y dispositivos de TI.

Si bien la coyuntura económica ha frenado el ritmo de crecimiento del mercado, se han observado tendencias como la externalización, así como la consolidación de infraestructura y aplicaciones que impulsan la demanda de servicios asociados a operación, desarrollo de aplicativos e integración de sistemas. Esto ha alentado el desempeño de los segmentos de project-oriented con un aumento en su valor de 10.7%, además del de outsourcing de 10.5% en la primera mitad de 2017.

Panorama más próximo

Dentro del escenario planteado para 2018 y 2019, se espera que la incertidumbre continúe en términos de inversión, producto de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). A esto habría que sumarle el factor político por el Proceso Electoral Federal 2017-2018, por lo que es evidente que podría regresar la volatilidad del tipo de cambio.

Frente a este panorama, podría repetirse el fenómeno del año pasado donde las empresas conservadoras actuarían de forma más cautelosa asumiendo riesgos y extendiendo contratos de soporte y mantenimiento, antes que invertir en Capex.

Aunque no se vislumbra un escenario optimista, no sólo para el mercado de servicios sino para toda la industria de TI en México, las oportunidades continuarán sobre todo en organizaciones que no deberían detener, reducir o retrasar significativamente sus inversiones. Ante la necesidad de competir y continuar en el mercado, debido a la amenaza que pueden representar los competidores disruptivos, los prestadores de servicios con soluciones encaminadas a optimizar el uso de la tecnología, así como a brindar una mejora en la experiencia del cliente, aumentarán su participación en el mercado.

fuente